Plan estrategico

Seguridad Vial

MARCO NORMATIVO

El Ministerio de transporte en uso de sus facultades legales, en especial de los señaladas en el artículo sexto, numeral 6.3 del Decreto 087 de 2011 y en el parágrafo del artículo 10 del Decreto 2851 de 2013, y considerando que el Ministerio de Transporte es la autoridad supremo del sector tránsito, de acuerdo con lo señalado en el artículo tercero de la Ley 769 de 2002, Código Nacional de Tránsito.

El artículo 12 de la Ley 1503 de 2011 “Por lo cual se promueve lo formación de hábitos, comportamientos y conductos seguros en la vía y se dictan otros disposiciones”, ordeno a toda entidad, organización o empresa del sector público o privado que para cumplir sus fines misionales o en el desarrollo de sus actividades posea, fabrique, ensamble, comercialice, contrate o administre flotas de vehículos automotores o no automotores superiores o diez (10) unidades, o contrate o administre personal de conductores o diseñar un Plan Estratégico de Seguridad Vial.

Artículo 2°. Vigencia. La presente resolución rige a partir de su publicación.

Este ejercicio no es otra cosa que la materialización de lo expuesto en el Decreto 2851 de 2013, buscando otorgar instrumentos o herramientas para que todas las entidades, organizaciones o empresas, formulen su plan estratégico, es decir tracen el mapa o ruta mediante la cual promoverán unas acciones, enmarcadas en tiempos, recursos y actores concretos, conducentes a garantizar un aporte significativo para la reducción de las altas tasas de accidentes de tránsito a lo largo y ancho del territorio nacional.

Estos procesos de formulación de los Planes Estratégicos de Seguridad Vial, son una respuesta a estas problemáticas y pretenden formar, informar y sensibilizar con metodologías participativas, a todo el equipo de trabajo de la empresa, organización o entidad, implementando estrategias llamativas y con información de carácter práctico y formal, pues las dos caras de la moneda en este tema pueden ser, por un lado, que todo lo que sucede en los hechos de tránsito tiende a ser o muy grave o muy costoso y por el otro, que más de un 90% es evitable con formas simples y prácticas de comportamiento que los ciudadanos deben conocer.

Con lo anterior se pretende empoderar en la empresa, entidad u organización con la autogestión y cambios preventivos frente a la forma de asumir y practicar la conducta social en relación con la movilidad, es decir, asumir la cultura de la movilidad segura.

BENEFICIOS PARA LAS ORGANIZACIONES

• Reducir la ocurrencia de accidentes de tránsito.

• Baja los niveles de accidentalidad, morbilidad y mortalidad.

• Mejorar la eficiencia de los sistemas de transporte

• Incremento fluidez de la movilidad en vías rurales y urbanas.

• Se reduce el lucro cesante, producto de la inmovilidad de vehículos.

• Se reduce el lucro cesante, producto de la inmovilidad de vehículos.

• Evitamos el costo de los deducibles de las pólizas de seguros.

• Se evita la depreciación del vehículo por accidentes.

• Disminuir tiempos de viaje.

• Se evitan pagos de honorarios administrativos y de abogados, para comparecer en audiencias o durante la investigación, o incluso incapacidades.

• Optimizamos los costos de operación de la flota.

• Se mejora la calidad del servicio público de transporte.